Expertos Retinologos - Microcirugia - Tijuana Eye Center
Stacks Image 173
Stacks Image 94

T: +52 664 634 0080 USA: +1 858 866 9295 WhatsAPP: +52 664 4759441 Email: informes@tijuanaeyecenter.com

T: +52 664 634 0080

USA: +1 858 866 9295

WhatsAPP: +52 664 4759441

@import((rwml-menu))

¿Qué es la cirugía de retina?
 
La cirugía de retina comprende cualquier tipo de cirugía en la que se busca reparar la retina. Existen diversos tipos de cirugía de retina como son los siguientes:

Vitrectomía
Cerclaje
Retinopexia
Traslocación macular
Retinectomia
 
Además, existen diferentes adyuvantes que pueden ser utilizados durante las anteriores para lograr el resultado esperado. Algunos de estos son los siguientes:
 
Inyección de Aire
Inyección de Gases Pesados
Inyección de Aceite de Silicona
Inyección de Liquido Perflourocarbonado
Endofotocoagulación con láser
 
La técnica quirúrgica con el uso de alguno o mas de los adyuvantes mencionados será determinado en base al problema o enfermedad del paciente, su gravedad y la experiencia del cirujano. La cirugía de retina es de las cirugías mas complejas dentro de la oftalmología. Sus resultados pueden ser muy variados según el problema y la experiencia del cirujano. Existen diversas razones para ser necesario una cirugía de retina. A continuación se mencionan algunas causas:
 
Desprendimiento de Retina
Hemorragia Vítrea
Retinopatía Diabética
Membrana Epiretiniana
Agujero Macular

Stacks Image 91
Stacks Image 178
Stacks Image 89
Stacks Image 176
Stacks Image 26

Desprendimiento de Retina
 
Para curar el desprendimiento de la retina, los desgarros o agujeros deben cerrarse para evitar que pasen líquidos debajo de la retina. Como esta membrana es extremadamente delgada y delicada es imposible suturar y cerrar el desgarro retiniano directamente. La reaplicación de la retina depende del cierre indirecto del agujero por la producción de una depresión o pliegue de la capa externa del ojo en ese sitio. Por lo general se crean las depresiones suturando pequeñas partes de plástico ( silicón ) en la superficie del ojo sobre la región del agujero de la retina. Se produce una ligera inflamación con cauterio, frío intenso, o fotocoagulación de manera que la retina se adhiera a la depresión escleral y el agujero se cierre permanentemente. El liquido que se encuentra debajo de la retina se evacua haciendo una pequeña abertura en la capa externa del ojo. A veces se necesita inyectar solución salina, aire, o algún otro elemento como gases especiales o silicón liquido dentro del ojo para ayudar a aplanar la retina. Estos procedimientos son eficaces en mas del 90 % de los casos, sin embargo, sí la mácula (la parte de la retina encargada de la visión central, fina) ha estado desprendida, podría ser que no se recuperara visión suficiente para leer, aun con una reaplicación perfecta de la retina . Esta situación pudiese ocurrir porque las células encargadas de la visión central sufren mas por el desprendimiento y pudiera ser que no se recuperaran tan bien como las células de la retina periférica. Si la cirugía se realiza inmediatamente después de haberse iniciado los síntomas la visión se recupera totalmente. Si iniciados los síntomas la cirugía se realiza mucho tiempo después (meses o años), o fuera necesario efectuar varios procedimientos quirúrgicos, probablemente la visión se recuperaría parcialmente.
 
¿Qué es una Vitrectomía?
 
La vitrectomía es una cirugía ocular que se utiliza para extraer el vítreo, un gel que rellena la cavidad ocular.
 
Este procedimiento se realiza de manera ambulatoria, bajo anestesia local con sedación. El paciente, aunque está despierto, no siente dolor ni ve la cirugía que se está efectuando. La duración de esta cirugía varía en función de la patología que se va a tratar.
Una vez terminado el procedimiento, se coloca un parche sobre el ojo operado, el cual  será removido por el médico al día siguiente en la consulta.
 
Se indicará tratamiento con distintas clases de gotas en el ojo operado. Estas consisten en una combinación de antinflamatorio y antibiótico, para disminuir la inflamación y evitar infecciones
gotas ciclopléjicas  para disminuir las molestias y  dar inmovilidad a  la pupila algunas  veces es necesario también agregar gotas para controlar la presión intraocular.
 
Durante el postoperatorio, se requieren varias visitas de seguimiento durante el primer mes, que se harán menos frecuentes en los meses siguientes de acuerdo al progreso individual de cada paciente. 
 
¿Cómo se realiza la vitrectomía?
 
Este procedimiento se lleva a cabo con  instrumentos muy pequeños: Una luz de fibra óptica para iluminar la retina, una cánula de irrigación que mantiene la presión intraocular y un instrumento que corta y extrae el vítreo llamado vitrectomo. Estos  instrumentos son introducidos dentro del globo ocular a través de pequeñas incisiones en su pared externa o esclera. Otros, como pinzas, tijeras y sondas de láser, también son utilizados durante la cirugía.
 
Al extraer el vítreo, el ojo puede rellenarse de gas, aire o aceite de silicona líquido, en función de la patología que se va a tratar. En estos casos, es muy probable que el paciente deba mantener una postura estricta, ya sea boca abajo o de costado, durante algunos días. Se debe evitar dormir boca arriba durante un  tiempo, para  así disminuir el desplazamiento anterior de la burbuja de gas o del aceite de silicona, cosa que podría  acelerar  la   formación   de   catarata,  aumentar  la presión intraocular o dañar la córnea.  Esto le será indicado con detalle  por el oftalmólogo. 
 
Cuando el ojo está lleno de gas, la visión es muy pobre. A medida que la burbuja se hace más pequeña, el paciente notará que la visión mejora. El gas es absorbido por el ojo lentamente, en un período de tiempo que puede durar días o  semanas, dependiendo del tipo de gas que se utilice. El paciente debe evitar viajar en avión o subir a grandes altitudes mientras la burbuja de gas permanezca en su ojo, ya que la disminución de la presión atmosférica provoca que la burbuja se expanda, aumentando la presión del ojo a niveles peligrosos. 
 
A diferencia de el gas, el aceite de silicona no se reabsorbe, por lo que deberá ser retirado mediante una nueva cirugía, cuando el oftalmólogo lo crea conveniente. Tener el ojo lleno de aceite de silicona no es impedimento para viajar en avión.
 
En algunas ocasiones, durante la vitrectomía se podrán realizar otros procedimientos paralelos, como extraer  una catarata o una lente intraocular o llevar a cabo un trasplante de córnea en caso de que el cirujano considere necesario.

¿Qué es un Cerclaje?
 
El cerclaje escleral es la cirugía más frecuente para reparar el desprendimiento de la retina. Generalmente se practica en una sala de operaciones bajo anestesia local o general. Si tiene un desprendimiento de la retina no complicado, esta cirugía puede practicarse en forma ambulatoria.
 
Primero el cirujano abre la conjuntiva y trata los desgarros o los agujeros de la retina con criopexia. Enseguida indenta (cerclaje) la esclerótica sobre el área afectada presionando con una pieza de silicón. El material de silicón tiene la forma de una gasa o de una pieza sólida. El cerclaje cierra el desgarro y ayuda a reducir la circunferencia del globo ocular, previniendo mayor tracción y separación del vítreo. Si tiene varios desgarros o agujeros o un desprendimiento extenso, el cirujano puede crear un cerclaje escleral alrededor de toda la circunferencia del ojo.
 
El cerclaje escleral se sutura a la superficie externa de la esclerótica. Antes de atar las suturas que mantienen el cerclaje en el sitio, el cirujano puede hacer un pequeño corte en la esclerótica y drenar el líquido que se haya acumulado por debajo de la retina desprendida. Luego se cubre con conjuntiva. Una vez que cicatriza la incisión, hay poca evidencia de la operación y el cerclaje queda en su sitio el resto de la vida. Algunos cirujanos pueden escoger un cerclaje temporal para desprendimientos simples de la retina, usando un balón de hule que se infla y posteriormente es extraído.
 
La reparación del desprendimiento de la retina con cerclaje escleral funciona más de 80 por ciento de las veces con una operación. Pero una retina re adherida no garantiza una visión normal. Qué tan buena es la visión después de la cirugía, depende en parte de si la mácula estaba afectada por el desprendimiento antes de la cirugía y si estaba afectada, cuánto tiempo lo estuvo. No es probable que la visión regrese a lo normal si la mácula estaba desprendida. Incluso si la mácula no estaba afectada y el cerclaje escleral repara con éxito la retina, tiene 10 por ciento de probabilidades de perder algo de visión debido a arrugas en la mácula.
 
Si falla la operación, el médico generalmente puede intentar re adherir la retina con una o más operaciones adicionales. La cirugía adicional aumenta la tasa de re adherencia exitosa a más de 90 por ciento.
 
Cicatrización. El cerclaje escleral es generalmente exitoso, pero algunas veces — aproximadamente en 5 por ciento a 10 por ciento de los procedimientos — la retina no se re adhiere a la coroides. Esto se debe a menudo a la formación de tejido cicatricial en la superficie de la retina. El tejido cicatricial presente incluso antes de la operación puede hacer tracción sobre la retina y evitar que se re adhiera. La tracción del tejido cicatricial que se forma después de la operación puede hacer que la retina se separe de nuevo después de estar adherida durante la cirugía. Esto generalmente sucede 1 a 2 meses después de la cirugía.
 
Este trastorno se trata extirpando el tejido cicatricial con un procedimiento llamado vitrectomía y rehaciendo el cerclaje escleral. En algunos casos complicados el cirujano inyecta aire, otros gases o aceite de silicón en la cavidad del vítreo para empujar la retina hacia atrás contra la pared del ojo. Eventualmente el ojo absorbe el aire o el gas y lo reemplaza con líquido que produce normalmente e ojo. Sin embargo, el silicón no se absorbe y tiene que extraerse una vez que la retina se ha adherido de nuevo y ha cicatrizado completamente.

¿Qué es una Retinopexia?
 
La retinopexia neumática es una técnica se popularizó en los años 90 para los desprendimientos de retina y consiste en la inyección de una burbuja de un gas que se va expandiendo y reaplica la retina. Una vez replicada la retina se puede hacer fotocoagulación con láser o criocoagulación en la zona en que se ha roto.
 
Se realiza en casos de desprendimientos de retina con roturas superiores, pequeñas, que no sean desprendimientos de retina complejos.
 
Un examen oftalmológico completo y un examen detallado del fondo del ojo, mediante oftalmoscopio binocular indirecto y examen con la lente de tres espejos en la lámpara de hendidura para detectar todas las roturas a nivel de la retina.
 
Hay que tomar las precauciones adecuadas en toda cirugía con penetración (agujas) en el espacio intraocular.
 
Puede realizarse mediante anestesia tópica (gotas) y se inyecta el gas por la zona periférica de la retina.
 
El riesgo principal es que previamente no se hayan detectado todas las roturas y el paciente padezca un re-desprendimiento de la retina.

¿Que es el Lente Faquico?

¿Qué es la cirugía de retina?
 
La cirugía de retina comprende cualquier tipo de cirugía en la que se busca reparar la retina. Existen diversos tipos de cirugía de retina como son los siguientes:

Vitrectomía
Cerclaje
Retinopexia
Traslocación macular
Retinectomia
 
Además, existen diferentes adyuvantes que pueden ser utilizados durante las anteriores para lograr el resultado esperado. Algunos de estos son los siguientes:
 
Inyección de Aire
Inyección de Gases Pesados
Inyección de Aceite de Silicona
Inyección de Liquido Perflourocarbonado
Endofotocoagulación con láser
 
La técnica quirúrgica con el uso de alguno o mas de los adyuvantes mencionados será determinado en base al problema o enfermedad del paciente, su gravedad y la experiencia del cirujano. La cirugía de retina es de las cirugías mas complejas dentro de la oftalmología. Sus resultados pueden ser muy variados según el problema y la experiencia del cirujano. Existen diversas razones para ser necesario una cirugía de retina. A continuación se mencionan algunas causas:
 
Desprendimiento de Retina
Hemorragia Vítrea
Retinopatía Diabética
Membrana Epiretiniana
Agujero Macular

Stacks Image 180
Stacks Image 182
Stacks Image 184
Stacks Image 186
Stacks Image 188

Desprendimiento de Retina
 
Para curar el desprendimiento de la retina, los desgarros o agujeros deben cerrarse para evitar que pasen líquidos debajo de la retina. Como esta membrana es extremadamente delgada y delicada es imposible suturar y cerrar el desgarro retiniano directamente. La reaplicación de la retina depende del cierre indirecto del agujero por la producción de una depresión o pliegue de la capa externa del ojo en ese sitio. Por lo general se crean las depresiones suturando pequeñas partes de plástico ( silicón ) en la superficie del ojo sobre la región del agujero de la retina. Se produce una ligera inflamación con cauterio, frío intenso, o fotocoagulación de manera que la retina se adhiera a la depresión escleral y el agujero se cierre permanentemente. El liquido que se encuentra debajo de la retina se evacua haciendo una pequeña abertura en la capa externa del ojo. A veces se necesita inyectar solución salina, aire, o algún otro elemento como gases especiales o silicón liquido dentro del ojo para ayudar a aplanar la retina. Estos procedimientos son eficaces en mas del 90 % de los casos, sin embargo, sí la mácula (la parte de la retina encargada de la visión central, fina) ha estado desprendida, podría ser que no se recuperara visión suficiente para leer, aun con una reaplicación perfecta de la retina . Esta situación pudiese ocurrir porque las células encargadas de la visión central sufren mas por el desprendimiento y pudiera ser que no se recuperaran tan bien como las células de la retina periférica. Si la cirugía se realiza inmediatamente después de haberse iniciado los síntomas la visión se recupera totalmente. Si iniciados los síntomas la cirugía se realiza mucho tiempo después (meses o años), o fuera necesario efectuar varios procedimientos quirúrgicos, probablemente la visión se recuperaría parcialmente.
 
¿Qué es una Vitrectomía?
 
La vitrectomía es una cirugía ocular que se utiliza para extraer el vítreo, un gel que rellena la cavidad ocular.
 
Este procedimiento se realiza de manera ambulatoria, bajo anestesia local con sedación. El paciente, aunque está despierto, no siente dolor ni ve la cirugía que se está efectuando. La duración de esta cirugía varía en función de la patología que se va a tratar.
Una vez terminado el procedimiento, se coloca un parche sobre el ojo operado, el cual  será removido por el médico al día siguiente en la consulta.
 
Se indicará tratamiento con distintas clases de gotas en el ojo operado. Estas consisten en una combinación de antinflamatorio y antibiótico, para disminuir la inflamación y evitar infecciones
gotas ciclopléjicas  para disminuir las molestias y  dar inmovilidad a  la pupila algunas  veces es necesario también agregar gotas para controlar la presión intraocular.
 
Durante el postoperatorio, se requieren varias visitas de seguimiento durante el primer mes, que se harán menos frecuentes en los meses siguientes de acuerdo al progreso individual de cada paciente. 
 
¿Cómo se realiza la vitrectomía?
 
Este procedimiento se lleva a cabo con  instrumentos muy pequeños: Una luz de fibra óptica para iluminar la retina, una cánula de irrigación que mantiene la presión intraocular y un instrumento que corta y extrae el vítreo llamado vitrectomo. Estos  instrumentos son introducidos dentro del globo ocular a través de pequeñas incisiones en su pared externa o esclera. Otros, como pinzas, tijeras y sondas de láser, también son utilizados durante la cirugía.
 
Al extraer el vítreo, el ojo puede rellenarse de gas, aire o aceite de silicona líquido, en función de la patología que se va a tratar. En estos casos, es muy probable que el paciente deba mantener una postura estricta, ya sea boca abajo o de costado, durante algunos días. Se debe evitar dormir boca arriba durante un  tiempo, para  así disminuir el desplazamiento anterior de la burbuja de gas o del aceite de silicona, cosa que podría  acelerar  la   formación   de   catarata,  aumentar  la presión intraocular o dañar la córnea.  Esto le será indicado con detalle  por el oftalmólogo. 
 
Cuando el ojo está lleno de gas, la visión es muy pobre. A medida que la burbuja se hace más pequeña, el paciente notará que la visión mejora. El gas es absorbido por el ojo lentamente, en un período de tiempo que puede durar días o  semanas, dependiendo del tipo de gas que se utilice. El paciente debe evitar viajar en avión o subir a grandes altitudes mientras la burbuja de gas permanezca en su ojo, ya que la disminución de la presión atmosférica provoca que la burbuja se expanda, aumentando la presión del ojo a niveles peligrosos. 
 
A diferencia de el gas, el aceite de silicona no se reabsorbe, por lo que deberá ser retirado mediante una nueva cirugía, cuando el oftalmólogo lo crea conveniente. Tener el ojo lleno de aceite de silicona no es impedimento para viajar en avión.
 
En algunas ocasiones, durante la vitrectomía se podrán realizar otros procedimientos paralelos, como extraer  una catarata o una lente intraocular o llevar a cabo un trasplante de córnea en caso de que el cirujano considere necesario.

¿Qué es un Cerclaje?
 
El cerclaje escleral es la cirugía más frecuente para reparar el desprendimiento de la retina. Generalmente se practica en una sala de operaciones bajo anestesia local o general. Si tiene un desprendimiento de la retina no complicado, esta cirugía puede practicarse en forma ambulatoria.
 
Primero el cirujano abre la conjuntiva y trata los desgarros o los agujeros de la retina con criopexia. Enseguida indenta (cerclaje) la esclerótica sobre el área afectada presionando con una pieza de silicón. El material de silicón tiene la forma de una gasa o de una pieza sólida. El cerclaje cierra el desgarro y ayuda a reducir la circunferencia del globo ocular, previniendo mayor tracción y separación del vítreo. Si tiene varios desgarros o agujeros o un desprendimiento extenso, el cirujano puede crear un cerclaje escleral alrededor de toda la circunferencia del ojo.
 
El cerclaje escleral se sutura a la superficie externa de la esclerótica. Antes de atar las suturas que mantienen el cerclaje en el sitio, el cirujano puede hacer un pequeño corte en la esclerótica y drenar el líquido que se haya acumulado por debajo de la retina desprendida. Luego se cubre con conjuntiva. Una vez que cicatriza la incisión, hay poca evidencia de la operación y el cerclaje queda en su sitio el resto de la vida. Algunos cirujanos pueden escoger un cerclaje temporal para desprendimientos simples de la retina, usando un balón de hule que se infla y posteriormente es extraído.
 
La reparación del desprendimiento de la retina con cerclaje escleral funciona más de 80 por ciento de las veces con una operación. Pero una retina re adherida no garantiza una visión normal. Qué tan buena es la visión después de la cirugía, depende en parte de si la mácula estaba afectada por el desprendimiento antes de la cirugía y si estaba afectada, cuánto tiempo lo estuvo. No es probable que la visión regrese a lo normal si la mácula estaba desprendida. Incluso si la mácula no estaba afectada y el cerclaje escleral repara con éxito la retina, tiene 10 por ciento de probabilidades de perder algo de visión debido a arrugas en la mácula.
 
Si falla la operación, el médico generalmente puede intentar re adherir la retina con una o más operaciones adicionales. La cirugía adicional aumenta la tasa de re adherencia exitosa a más de 90 por ciento.
 
Cicatrización. El cerclaje escleral es generalmente exitoso, pero algunas veces — aproximadamente en 5 por ciento a 10 por ciento de los procedimientos — la retina no se re adhiere a la coroides. Esto se debe a menudo a la formación de tejido cicatricial en la superficie de la retina. El tejido cicatricial presente incluso antes de la operación puede hacer tracción sobre la retina y evitar que se re adhiera. La tracción del tejido cicatricial que se forma después de la operación puede hacer que la retina se separe de nuevo después de estar adherida durante la cirugía. Esto generalmente sucede 1 a 2 meses después de la cirugía.
 
Este trastorno se trata extirpando el tejido cicatricial con un procedimiento llamado vitrectomía y rehaciendo el cerclaje escleral. En algunos casos complicados el cirujano inyecta aire, otros gases o aceite de silicón en la cavidad del vítreo para empujar la retina hacia atrás contra la pared del ojo. Eventualmente el ojo absorbe el aire o el gas y lo reemplaza con líquido que produce normalmente e ojo. Sin embargo, el silicón no se absorbe y tiene que extraerse una vez que la retina se ha adherido de nuevo y ha cicatrizado completamente.

¿Qué es una Retinopexia?
 
La retinopexia neumática es una técnica se popularizó en los años 90 para los desprendimientos de retina y consiste en la inyección de una burbuja de un gas que se va expandiendo y reaplica la retina. Una vez replicada la retina se puede hacer fotocoagulación con láser o criocoagulación en la zona en que se ha roto.
 
Se realiza en casos de desprendimientos de retina con roturas superiores, pequeñas, que no sean desprendimientos de retina complejos.
 
Un examen oftalmológico completo y un examen detallado del fondo del ojo, mediante oftalmoscopio binocular indirecto y examen con la lente de tres espejos en la lámpara de hendidura para detectar todas las roturas a nivel de la retina.
 
Hay que tomar las precauciones adecuadas en toda cirugía con penetración (agujas) en el espacio intraocular.
 
Puede realizarse mediante anestesia tópica (gotas) y se inyecta el gas por la zona periférica de la retina.
 
El riesgo principal es que previamente no se hayan detectado todas las roturas y el paciente padezca un re-desprendimiento de la retina.

STEP 1: MAKE AN APPOINTMENT

If you wish to make an appointment with a particular doctor, please click on the name of the ophthalmologist.

Dr. Juan Pablo Rodríguez Perez
Dr. María Andrea Umaña Velasquez
Dr. Álvaro Contreras Orozco
Dr. Samuel Montero Quispitupa
Dr. José Luis Guerrero Naranjo

STEP 5: IF YOU NEED PERSONALIZED ATTENTION, GIVE US A CALL!

Phone Numbers:
TEL: +52 664 634 0080
TEL USA: +1 858 866 9295
WhatsAPP: +52 664 475 9441

STEP 1: MAKE AN APPOINTMENT

If you wish to make an appointment with a particular doctor, please click on the name of the ophthalmologist.

Dr. Juan Pablo Rodríguez Perez
Dr. María Andrea Umaña Velasquez
Dr. Álvaro Contreras Orozco
Dr. Samuel Montero Quispitupa
Dr. José Luis Guerrero Naranjo

STEP 5: IF YOU NEED PERSONALIZED ATTENTION, GIVE US A CALL!

Phone Numbers:
TEL: +52 664 634 0080
TEL USA: +1 858 866 9295
WhatsAPP: +52 664 475 9441

    Tijuana Eye Center SC 2022-2024

    Todos Los Derechos Reservados. ATENCION AL PUBLICO EN GENERAL Permiso COFEPRIS 203300201A0987 LS 17AM020040034 Responsable Sanitario Dr. Juan P. Rodriguez P. 4452528 Escuela Superior de Oftalmologia del Instituto Barraquer de America

    Ignacio Comonfort 9350, Col. Zona Rio, Tijuana, Mexico